¿Qué es la listeria y cómo afecta al embarazo?

A causa de la alarma sanitaria por un brote de listeria/listeriosis en Andalucía , en Centro Pediátrico deseamos reportar de forma descriptiva sobre esta patología, su influencia sobre las embarazadas y intentar ofrecer una sucesión de pautas y consejos para la seguridad y calma de la población.

La listeria monocytogenes es una bacteria que puede contagiar a cualquier persona. No obstante, su influencia puede ser más esencial en preciso género de pacientes con sistemas inmunes desgastados , o asimismo en casos de gestación. Las embarazadas son mucho más susceptibles de inficionarse, en especial llegado el último trimestre de embarazo.

¿De qué forma se contrae la listeriosis?

La infección por listeriosis se genera eminentemente por el consumo de alimentos contaminados , puesto que la bacteria es fuerte a bajas temperaturas, y es con la capacidad de proliferar, trasmitirse a nivel celular y traspasar la placenta.

Los alimentos mucho más propensos a la polución por listeria son modelos cárnicos precocinados, leche y artículos lácteos no pasteurizados, y el marisco .

Hay que tomar cautelas y estar alarma respecto al consumo de esta clase de alimentos ya que la incidencia de esta infección ha incrementado relevantemente en los últimos tiempos, con una mayor presencia de casos en los meses de verano. La listeria puede mostrarse como un caso apartado o como un brote epidémico.

¿Cuáles son los síntomas a lo largo del embarazo?

Los síntomas comunes que muestran las embarazadas inficionadas por listeria son en general fiebre y un cuadro pseudogripal inespecífico . Hay casos de síntomas digestibles o de mal abdominal que tienen la posibilidad de preceder a la fiebre.

Lo realmente alarmante de la listeria es que puede ser asintomática hasta en el 29% de las situaciones, y si bien no tuviese consecuencias visibles para la gestante, sí afectaría de forma grave al feto : no solo a su avance físico (talla, peso…), sino más bien asimismo psicomotor.

¿Qué sucede en el momento en que una embarazada tiene listeria?

La mortalidad fetal o neonatal es bastante elevada, entre un 40-50% de las situaciones.

  • Primer y segundo período de tres meses de embarazo : abortos sépticos y muerte del feto en el útero en el 20% de las situaciones.
  • Último trimestre de embarazo : en el 80% de las situaciones genera corioamnionitis y parto prematuro, con un 20% de mortalidad perinatal.

¿De qué manera puedo eludir la listeria?

Ahora, te ofrecemos una sucesión de consejos sobre lo que se puede y es imposible comer si perteneces a un conjunto de prominente peligro, como es la situacion de las embarazadas.

Te interesa  Embarazo tras aborto sin esperar menstruación

La listeria es una bacteria con la capacidad de subsistir y proliferar a altas y bajas temperaturas (entre 4ºC y 45ºC). La congelación no la destroza y sigue con vida a la sal. Solo tenemos la posibilidad de destruirla a temperaturas superiores a 50ºC .

Sugerencias en el momento de preservar y manejar alimentos

  • Cocina los alimentos crudos de procedencia animal a temperaturas altas (> 50ºC) y no tomes leche cruda.
  • Lava realmente bien los alimentos que se comen crudos.
  • Lávate las manos tras manejar alimentos crudos y lava los utensilios de cocina después y antes de emplearlos con otros alimentos ahora cocinados.
  • No mezcles en el frigorífico los alimentos crudos y los cocinados o completados para consumir.
  • Limpia el frigorífico con frecuencia.
  • Una vez libres, no almacenes bastante tiempo los modelos de charcutería que requieran conservación en nevera.
  • Las sobras de comida y los platos precocinados han de ser recalentados (> 50ºC) antes de su consumo.

Si andas embarazada y presentas síntomas de una infección por listeria, asiste a tu hospital para un régimen conveniente y a tiempo que logren resguardar a tu feto o a tu hijo recién nacido.

FUENTE: Adaptación de los consejos del “Center for Food Safety and Applied Nutrition, U.S. Food and Drug Administration” y de “La listeriosi d’orìgen alimentari”. Sugerencias del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya. Marzo 2001.

Deja un comentario