Causas de infecciones de la piel en la infancia: Infecciones Bacterianas en Bebés y Niños

La piel es el órgano más grande del cuerpo y actúa como una barrera protectora contra las bacterias y otros microorganismos. Sin embargo, los bebés y los niños son especialmente susceptibles a las infecciones de la piel debido a su sistema inmunológico aún en desarrollo y a su tendencia a tener la piel más delicada y propensa a lesiones. En este artículo, exploraremos las causas de las infecciones de la piel en la infancia, centrándonos en las infecciones bacterianas más comunes.

Impétigo

El impétigo es una infección bacteriana de la piel que es muy común en los niños. Se caracteriza por la aparición de ampollas o costras amarillentas en la cara, especialmente alrededor de la boca y la nariz. Hay dos tipos principales de impétigo: el impétigo común y el impétigo ampolloso.

Impétigo común

El impétigo común es causado por la bacteria Staphylococcus aureus o Streptococcus pyogenes. Se propaga fácilmente a través del contacto directo con las ampollas o costras de una persona infectada. Los niños que tienen cortes, raspaduras o picaduras de insectos son más propensos a contraer impétigo común.

Impétigo ampolloso

El impétigo ampolloso es causado por la bacteria Staphylococcus aureus y se caracteriza por la aparición de ampollas llenas de líquido claro que se rompen y dejan una costra amarillenta. Esta forma de impétigo es más común en bebés y niños pequeños y puede afectar cualquier parte del cuerpo.

Otras infecciones bacterianas comunes

Además del impétigo, hay otras infecciones bacterianas de la piel que son comunes en la infancia. Estas incluyen:

Estreptococo perianal

El estreptococo perianal es una infección bacteriana que afecta el área alrededor del ano. Se caracteriza por la presencia de pequeñas ampollas o úlceras dolorosas. Esta infección es más común en niños pequeños y puede ser causada por la bacteria Streptococcus pyogenes.

Te interesa  Psoriasis pediátrica: tratamientos efectivos

Forúnculo, foliculitis

Los forúnculos y la foliculitis son infecciones bacterianas que afectan los folículos pilosos de la piel. Los forúnculos son protuberancias rojas y dolorosas que contienen pus, mientras que la foliculitis se caracteriza por la presencia de pequeñas protuberancias rojas alrededor de los folículos pilosos. Estas infecciones son causadas por la bacteria Staphylococcus aureus y pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo.

Escarlatina

La escarlatina es una infección bacteriana causada por la bacteria Streptococcus pyogenes. Se caracteriza por la aparición de una erupción roja en la piel, especialmente en el cuello, el pecho y las axilas. Además de la erupción, los niños con escarlatina pueden tener fiebre, dolor de garganta y lengua de fresa (una lengua roja y abultada).

Erisipela y celulitis

La erisipela y la celulitis son infecciones bacterianas que afectan las capas más profundas de la piel. La erisipela se caracteriza por la aparición de una erupción roja y elevada, mientras que la celulitis se caracteriza por la inflamación y enrojecimiento de la piel. Ambas infecciones son causadas por la bacteria Streptococcus pyogenes y pueden causar fiebre y malestar general en los niños afectados.

Otros tipos de infecciones bacterianas de la piel

Además de las infecciones mencionadas anteriormente, existen otros tipos menos comunes de infecciones bacterianas de la piel que pueden afectar a los bebés y niños. Estos incluyen:

Dactilitis distal ampollosa

La dactilitis distal ampollosa es una infección bacteriana que afecta los dedos de las manos y los pies. Se caracteriza por la aparición de ampollas llenas de líquido claro que pueden ser dolorosas. Esta infección es causada por la bacteria Pseudomonas aeruginosa y es más común en bebés y niños pequeños.

Te interesa  Diagnóstico y tratamiento de la psoriasis en niños: síntomas y opciones

Eritrasma

El eritrasma es una infección bacteriana que afecta los pliegues de la piel, como las axilas, la ingle y los dedos de los pies. Se caracteriza por la aparición de manchas rojas o marrones que pueden ser escamosas. Esta infección es causada por la bacteria Corynebacterium minutissimum y es más común en climas cálidos y húmedos.

Queratolisis punctata

La queratolisis punctata es una infección bacteriana que afecta las palmas de las manos y las plantas de los pies. Se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas blancas o amarillas en la piel, que pueden desprender un olor desagradable. Esta infección es causada por la bacteria Corynebacterium spp. y puede ser más común en personas que sudan mucho.

Las infecciones bacterianas de la piel son comunes en la infancia debido a la vulnerabilidad del sistema inmunológico y la delicadeza de la piel de los bebés y niños. Es importante estar atento a los signos y síntomas de estas infecciones y buscar atención médica si es necesario. Además, se deben tomar medidas para prevenir la propagación de las bacterias, como lavarse las manos con frecuencia y mantener una buena higiene personal.

Deja un comentario