Erupciones en bebés: ¿Cómo distinguir acné y eccema?

Los bebés son propensos a las erupciones y otros inconvenientes de la piel. El acné y el eccema en bebés son 2 dolencias de la piel muy recurrentes. Los dos ocasionan máculas en la piel que semejan erupciones, y tienen la posibilidad de ser bien difíciles de distinguir.

Tanto el acné del bebé como el eczema son tratables, y los síntomas en general son temporales.

En el presente artículo, describimos las peculiaridades del acné y el eccema de los bebés y enseñamos de qué manera distinguirlos.

¿Qué es el acné del bebé?

El acné del bebé, lactante o del recién nacido es una condición de la piel común que perjudica cerca del 20% de los recién nacidos. Comunmente desaparece sin régimen tras algunas semanas o meses.

Los brotes de acné del bebé tienden a manifestarse en la cara, el cuello, el pecho y la espalda. El acné del lactante acostumbra perdurar entre 6 meses y un año. Si se alarga alén de estas edades, se considera acné infantil.

Los científicos no están seguros de las causas el acné neonatal, pero piensan que las glándulas sebáceas hiperactivas y la testosterona tienen la posibilidad de contribuir al acné infantil.

¿Qué es el eccema?

El eccema tiene relación a un conjunto de dolencias cutáneas que ocasionan enrojecimiento en distintas áreas de la piel, tal como picor y también inflamación. El eccema en general se lleva a cabo entre las edades de 6 meses y 5 años, y perjudica a un elevado número de población.

El eccema no es contagioso, y no hay cura. No obstante, es más habitual en los pequeños, y ciertas fuentes estiman que mucho más de la mitad de la gente con esta afección lo sobrepasan en la adolescencia.

Géneros de eccema:

  • Dermatitis atópica
  • Dermatitis seborreica
  • Dermatitis de contacto

Síntomas:

  • Piel seca
  • Máculas rojas o inflamadas
  • Máculas oscuras en la piel
  • Piel áspera o escamosa
  • Costras

¿De qué manera distinguir el acné del lactante del eccema?

Si bien el acné y el eccema en bebés tienen la posibilidad de parecer bastante afines, necesitan un régimen muy distinta. Gracias a esto, es fundamental comprender de qué manera distinguirlos.

Fachada

El acné neonatal se muestra como granos blancos o máculas rojas, al paso que el eccema comunmente tiende a ser colorado y lloroso. Si se inficiona, la piel puede desarrollar una costra amarilla o pequeños bultos que poseen pus.

Edad

El acné neonatal tiende a realizarse en las primeras 6 semanas de vida, al paso que el eccema por norma general hace aparición entre los 6 meses y los 5 años de edad.

Te interesa  Trastornos dermatológicos en la infancia: Los 5 problemas de la piel más frecuentes

El acné infantil, que es menos común que el acné neonatal, se lleva a cabo típicamente entre los 3 y 6 meses de edad.

Para resumir

El acné neonatal normalmente se soluciona sin régimen en unas unas semanas o meses. El acné infantil puede demorar mucho más en ocultar, pero por norma general no requiere régimen.

El eccema es una afección cutánea en un largo plazo para la que no existe cura. De forma frecuente desaparece en el momento en que el niño llega a la edad avanzada. Existen muchos tratamientos distintas libres para contribuir a calmar los síntomas en el día a día, con lo que aconsejamos asistir al médico para un óptimo diagnóstico y régimen.

Quizás asimismo quieras nuestro producto sobre de qué forma tratar la dermatitis atópica de tu bebé en verano.

Deja un comentario